CRÓNICA: FÚTBOL. MADRID-BARÇA LIGA. SÁBADO 10 DE DICIEMBRE DE 2011

Por Jorge González Solano

No se veía trozo de suelo en el Santiago Bernabeu. Pese a la lluvia, sus más de 85.000 butacas estaban ocupadas por unos aficionados con esperanzas en su equipo, motivados y ardientes de fútbol. Se presenciaba un Real Madrid en forma, a la altura de un Fútbol Club Barcelona repartiendo manitas allá de cualquier debut con equipos blancos. Era un Real Madrid preparado con un  Cristiano Ronaldo en plena forma en la delantera y un Benzemá que propició el primer gol nada más empezar la primera jugada del partido, en el segundo 23, como consecuencia de la temeridad de Valdés.

Tras los primeros instantes posteriores al hachazo que asestaron los blancos, el Barça parecía trastocado, no mantenía la posesión del balón por mucho tiempo, se olían los nervios. Pero eso fueron los minutos previos al regreso de la magia del Barça. Los azulgranas tomaron de nuevo el tiqui-taca que diría el querido y difunto Andrés Montes, y poco a poco fueron ganando terreno hasta conseguir el empate por parte de Alexis.

El primer gol del Barcelona lo protagonizaron Messi sorteando a la defensa madridista, seguido del pase clave para que Alexis lograse la ventaja a su equipo.  Tras el segundo gol del partido, ambos equipos empezaron a realizar jugadas rápidas de contraataque. Fue el disparo de Xavi al palo y la entrada del cuero a portería lo que permitió a Mourinho declarar en rueda de prensa la suerte que tuvo su rival en el campo de juego.

A medida que avanzaba el tiempo en la segunda parte, algunos aficionados abandonaron las gradas para no ver la posible derrota de su equipo. Hicieron bien al no ver como Alves centraba desde la derecha al último fichaje español del club catalán, Cesc Fábregas, quien sentenciaba la victoria del Barcelona dejando el marcador en 1-3.

El partido finalizó con la deportividad que siempre debe haber y que escaseó en el último encuentro con la reyerta que repercutió en la expulsión de jugadores de ambos equipos. Importante destacar, también, el buen gesto del entrenador del Madrid al saludar al segundo entrenador del Barça, Tito Vilanova, como disculpa por la mala acción en dicho partido. Otro clásico de los clásicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s