Breve reseña. Goya frente a Velázquez.

Por María Díaz Valderrama.

Comparamos dos grandes obras del arte español, similares en su temática y estética. Dos grandes artistas del panorama nacional que han sido reconocidos internacionalmente por su aportación al arte.

El Cristo Crucificado, Velázquez (1632) – El Cristo Crucificado, Goya (1780)

Cristo crucificado de Goya.

 En 1632 Velázquez pinta el Cristo Crucificado, una de sus obras más reconocidas. Dejando a un lado las historias y leyendas sobre el cuadro, en la imagen vemos a un Cristo ya inconsciente con la cabeza hacia abajo y el cabello suelto tapando su rostro. Sobre un fondo oscuro resalta la imagen del Cristo con una piel amarillenta. El cuerpo se muestra muy natural, con varias heridas que sangran aunque apenas herido, al igual que ocurre con la corona de espinas, por tanto podríamos decir que el realismo del cuerpo no se corresponder con el momento que representa la escena, poco realista. Pies y manos están clavados a la cruz de madera, las únicas marcas que muestran restos de sangre. El Cristo está rodeado por un halo de luz que remarca la figura del Santo. Aún así se ve una imagen sufrida y un Cristo débil, casi muerto.

Cristo Crucificado de Velázquez.

Años después, Goya también realizaría el Cristo Crucificado, lo presentó en el año 1780 para acceder a la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Éste Cristo guarda cierto parecido con el cuadro que pintó Velázquez 150 años antes. El Cristo también resalta sobre un fondo negro aunque la luminosidad de la imagen viene desde el centro del cuadro, desde la propia figura del crucificado. Un cuerpo totalmente limpio de heridas y sangre, blanquecino que aún mira al cielo. Al contrario del cuadro de Velázquez donde el Cristo ya aparecía casi muerto, aquí parece que reza al cielo en la famosa escena donde se dice “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Se aprecia la expresión de la cara claramente, y es ese rostro el que refleja el sufrimiento del momento. El fondo es aún más oscuro ya que casi no se aprecia la cruz, con la misma nitidez que en el otro modelo y la imagen es más humana, no está enmarcada con el halo de luz que podemos ver en la obra de Velázquez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s