Historia y Arte. “Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga”.

Por María Díaz Valderrama.

Uno de los cuadros más sorprendentes del siglo XIX en España es, sin lugar a dudas, “El fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga“, por Antonio Gisbert, recordando la muerte del liberal madrileño. Es un cuadro impresionante, que ocupa toda una sala en el Museo del Prado, y, sin quererlo, llama la atención de todo el que entra en esa sala mágica, evocando palabras como justicia y libertad. Su protagonista, es una figura enigmática que mira segura hacia el frente dispuesto a enfrentar la muerte como hizo con la vida, con valor y coraje. Para saber más sobre aquel período de nuestra historia y del importante personaje que representó a tantos españoles en ese momento del siglo XIX, vamos a descubrir quien fue.

José María de Torrijos fue un liberal que luchó contra el absolutismo, un militar que se rebeló contra su gobierno y un hombre que murió fusilado por defender sus ideas. Nación en 1871 bajo el reinado de Carlos IV con la Revolución Francesa en su apogeo.

Sin embargo, su vida adulta se desarrolló durante el reinado de Fernando VII, quien firmaría su sentencia de muerte.

 En 1808, las tropas de Napoleón invadieron España, Torrijos con 17 años participó activamente en la lucha contra el ejército francés. Tras seis años, acabó la guerra, las tropas francesas fueron derrotadas y expulsadas de España y en 1814 vuelve a reinar Fernando VII, como rey absoluto, después de que fuera redactada una Constitución en 1812.

 Torrijos fue ascendido pero un año después se niega a participar en la guerra que el monarca planteaba para acabar con los independentistas americanos. La represión contra los liberales por parte de Fernando VII, alcanzaba ya a los más altos cargos del Ejército. Los levantamientos contra la monarquía absoluta eran frecuentes.

 No se involucró en las conspiraciones que se llevaban a cabo, hasta que en 1819 se vio envuelto en una trama en Andalucía que le llevó a la cárcel hasta que el pronunciamiento liberal de Rafael Riego triunfa, comienza entonces el Trienio Liberal, donde Fernando VII se ve obligado a firmar la Constitución de 1812.

Con la vuelta al poder de Fernando VII, José María Torrijos se exilia a Inglaterra hasta 1830, años que pasó buscando una forma de acabar con la tiranía del monarca en España. Sería entonces cuando se instala en Gibraltar, planteando el asalto a España para acabar con el absolutismo. El quinto intento que realizó para desembarcar en algún punto de la costa andaluza, en 1831 acabaría con su detención y fusilamiento.

Sus compañeros de viaje y él fueron apresados y trasladados a la playa de San Andrés, en Málaga. En tres grupos, 53 personas fueron fusiladas. Torrijos antes de morir aún tuvo tiempo de gritar: ¡Viva la Libertad!

 Es ésta escena la que Antonio Gisbert, representaría años después (1888). Obra maestra de la pintura de historia del siglo XIX español, fue encargada en 1886 directamente por el Gobierno liberal de Praxedes Mateo Sagasta (1825-1903) durante la regencia de la reina María Cristina de Austria (1806-1878), como ejemplo de la defensa de las libertades para las futuras generaciones.

 

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Mar%C3%ADa_de_Torrijos_y_Uriarte

http://www.malagahistoria.com/malagahistoria/torrijos.html

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/t/torrijos_jose_maria.htm

http://www.slideshare.net/iespuertodelatorre/jos-mara-torrijos-3556595

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s