ENTREVISTA (PERFIL) A MARÍA BECERRIL

Por Míriam Fernández Mata

ENTREVISTA A MARÍA BECERRIL, JEFA DE PRENSA DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE IZQUIERDA UNIDA (MADRID)

Fuente: La Lupa Digital

“Hacer información política engancha”

Izquierda Unida está de buen año. Tanto en las autonómicas como en las generales el partido ha cosechado resultados muy satisfactorios. Detrás del éxito se encuentran muchas personas que trabajan codo con codo para obtener las mejores cifras posibles. María Becerril, jefa de prensa del Grupo Parlamentario de la Comunidad de Madrid, es una de las piezas que conforman el puzle del partido que siempre permanece a la izquierda. La periodista, responsable de comunicación de Gregorio Gordo −el que fue aspirante a la presidencia de la Comunidad de Madrid−, desempeñó una actividad incesante durante la campaña de mayo. Las horas extras se convirtieron en el pan de cada día y los fines de semana desaparecieron del calendario. No obstante, Becerril estima que valió la pena el sacrificio.

Pese al halo de serenidad que desprenden las palabras de María Becerril, ella asegura amar la actividad frenética. Y de tal forma se podría definir su vivencia durante las elecciones autonómicas. La preparación fue minuciosa, exhaustiva, constante e imparable. Pero a la periodista todo este proceso le fascina y lo recuerda más que con cansancio, con alegría. Fueron 15 días donde vivía por y para Gregorio Gordo, portavoz del Grupo Parlamentario del partido. Su relación con Gordo, al que cariñosamente llama Goyo, es cercana y cómplice, lo que facilita la tarea enormemente. Se convirtió en las dos semanas de campaña en su fiel compañera, en su sombra, y donde estuviera él estaba ella. Elaboró sus discursos, preparó sus notas de prensa y siempre estuvo a su lado como comunicóloga personal. Fueron tiempos de trabajo duro, donde las 24 horas del día simbolizaban una nimiedad y siempre quedaban cosas por hacer. Por la mañana se preparaba la rueda de prensa, por la tarde se viajaba hasta el enclave donde se daba el  mitin correspondiente;  así todos los días durante dos semanas largas, pero apasionantes.

En las elecciones de noviembre, en cambio, Becerril pudo respirar y recuperar sus labores cotidianas. El trabajo no fue comparable con el de meses atrás, pues en el ámbito nacional se aúnan las fuerzas de muchas personas. Por supuesto, todo aquello que recae en la capital es gestionado y apoyado. También se acude a actos, pero de forma puntual. De tal forma que las generales no simbolizaron un cambio brusco en la vida de Becerril. En este sentido, la periodista destaca que en su actual empleo el trabajo es de picos. Hay jornadas con mucho ejercicio y otras muy reposadas, hay momentos estresantes y otros rutinarios, hay sobresaltos y tranquilidad. Algunos días pueden ser muy sacrificados, pero ella considera que esto es parte del periodismo, y lo asume con una sonrisa de conformidad. Es consciente de que trabaja para unas siglas y eso condiciona, al igual que trabajar en un medio u otro, pero para ella el ingrediente estrella del periodismo es la honestidad y siempre aliña así su información. Sin embargo, en ocasiones como las elecciones generales añora estar en un medio de comunicación para poder cubrir la información desde un abanico más amplio. Pincela con nostalgia los recuerdos de aquellos tiempos en los que su actividad periodística le permitía informar sobre toda la realidad política.

Su actividad cotidiana gira, como si de un satélite se tratara, alrededor del Pleno de la Cámara de los Diputados. En torno a ello hay dos días clave: martes y jueves. Martes de preparación, jueves de acción. La jefa de prensa confiesa que la política engancha y, más aún, la información periodística al respecto. Los días restantes de la semana la labor cambia el cariz político por otro más plural. Se hacen notas de prensa sobre medio ambiente, sanidad, educación, etc. Además, se atiende a los medios y se cubren los imprevistos que puedan surgir. Todo ello origina una atmósfera de aparente variedad que entusiasma a Becerril, que cree que se está haciendo un buen trabajo comunicativo.

Sus recuerdos en el periódico ABC y en Europa Press se apoderan de ella de forma habitual. Ejercer el periodismo en los medios de comunicación le ha permitido tener un bagaje imprescindible para su trabajo actual. Ella conoce lo que los medios necesitan e intenta aportarlo, facilitando al máximo lo requerido. Esa empatía característica que cree que sólo posee por haber sido una todoterreno de agencia. Elabora las notas de prensa, los dossiers, prepara la documentación y gestiona las entrevistas siempre pensando en los propios periodistas.

Becerril asevera que nada tiene que ver el periodismo de agencia o de periódico con el que se hace desde un partido político. Se abriga con la bufanda para ahuyentar el mal que invade su garganta, al igual que se recoge en el trabajo actual y en los momentos gratificantes para olvidar el periodismo vivaz e instantáneo de sus primeros años y centrarse en otro, más reposado y reflexivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s