ENTREVISTA A ENRIQUE CASCALLANA

Por Míriam Fernández Mata

“La reforma de la Constitución para el Senado es imprescindible”

Fuente: La Lupa Digital

En la quinta planta de la Asamblea de Madrid se encuentra el despacho de Enrique Cascallana, senador del PSOE, aunque en la puerta aún no aparece su nombre. Interrumpe su labor –estaba haciendo los presupuestos del Estado– para mantener una conversación donde no mira el reloj en ningún momento. Dedica su tiempo sin reparos y sonríe mientras habla de lo que mejor sabe. No se disgusta ni se altera. Muestra entusiasmo al recordar tiempos pasados y dice estar orgulloso del trabajo de su partido.

Pregunta: Comenzó como Concejal del Ayuntamiento de Alcorcón allá por el año 1979. Toda una vida dedicada a la política…

Respuesta: Mi actividad política arranca en el 68. La política no tiene nada que ver con las instituciones. Mi participación fue muy activa durante la dictadura. He sido parte activa en todo el proceso de la transición democrática en España. Entonces era Secretario General  del Partido Comunista en  Alcorcón. Me presenté  a las primeras elecciones democráticas, pero perdí.

P: Si tuviese que destacar el momento más difícil de su carrera,  ¿estaría relacionado con la crisis actual?

R: Desde luego, ha habido momentos trágicos, como la muerte de los abogados de Atocha o el 23F. Y sí, ahora estamos viviendo un momento de gran confusión sobre el futuro de Europa y del Estado.

P: ¿Hay que avanzar hacia una política de consolidación europea?

R: Creo que hace falta más Europa. Pero cuando digo más Europa digo una Europa políticamente más potente, un gobierno  europeo, un mayor control europeo, instituciones más fuertes. Una moneda única, pero también un bono único… No podemos hacer crecer a países con tantos diferenciales, no podemos tener a Europa a dos o tres velocidades sociales. Esto nos obliga a consolidar otro modelo de desarrollo europeo. No podemos renunciar al Estado de Bienestar, pues es la seña de identidad del continente.

P: Del 2003 al 2011 ha ostentado el cargo de alcalde de Alcorcón, pero tras la derrota electoral del pasado mayo quiso renunciar a  ser el líder de la oposición, ¿qué le impulsó a tomar esta decisión?

R: Desde el punto de vista democrático éste es un punto elemental. Cuando uno ha sido la máxima responsabilidad en una localidad gobernando 8 años, se presenta a unas elecciones y las pierde, asume la responsabilidad de la derrota electoral y abre paso a los compañeros para que puedan desarrollar un proceso de política alternativo. El PSOE de Alcorcón está en buenas manos.

P: El actual edil de Alcorcón pone en duda su gestión como alcalde durante los últimos años…

R: David Pérez está mintiendo desde que tomó posesión de la alcaldía. Pero  lo más grave es que no está gobernando. Si el Ministerio de Economía y Hacienda dice que la deuda de Alcorcón es de 110 millones, será de 110 millones y no será la que dice David Pérez. En su periodo ya ha incrementado el desempleo en más de 707 personas. El año pasado yo había reducido en trescientos y pico el número de parados…

P: Muchos ven al Senado como un órgano que tiene que ser reformado… ¿Qué opina usted al respecto?

R: Yo estoy convencido de que la reforma de la Constitución para el Senado es imprescindible. Es evidente que la función del Senado tiene que ser mucho más territorial. Hay que atribuir competencias al Senado y reformar las que ya tiene.

Anuncios

CRÓNICA: ELECCIONES GENERALES

Por Míriam Fernández Mata

Las elecciones desde Collado Villalba

El PP alcanza la mayoría más absoluta de la democracia y el PSOE, por su parte, cosecha su derrota más imponente. Tales extremos se dan en la noche del 20N, donde Rajoy es el absoluto protagonista. El presidente electo en sus primeras palabras como tal apela a la celebración que merece su victoria y a la alegría que supone ganar las undécimas elecciones democráticas. No obstante, declara que mañana ya estará trabajando para su país. Tras vítores y gritos a pleno pulmón de “¡Viva España!” y “¡Mariano presidente!” por parte de los seguidores del partido, Rajoy saluda desde el balcón de Génova a todos aquellos que se han congregado en torno a la sede madrileña del Partido Popular para vivir el escrutinio y que ahora se congratulan de los resultados.

En Collado Villalba, la denominada “capital de la sierra Noroeste”, de reciente gobierno popular, los principales partidos políticos siguen la noche electoral pegados a las pantallas de los televisores.

Desde la sede del PSOE se da una imagen de resentida aceptación de lo que ya se esperaba. Juan José Morales, Vicesecretario General de la Agrupación Socialista de Villalba, transmite la tranquilidad de su partido pues ésta  “era una derrota esperada”. Morales cree con firmeza que las medidas populares no van a ser buenas para el grueso de los trabajadores. “Está claro que el ciudadano con la crisis y a la desesperada puede haber elegido la opción equivocada y nos empezaremos a dar cuenta en dos meses”, afirmaba contundentemente. Entiende que en Génova se viva una momento de alegría y festejo; mientras que desde Ferraz, con un ambiente muy dispar al de la sede contraria, se comunica constantemente con la sede villalbina el Secretario General Socialista del municipio. “Cuando los resultados no son tan buenos hay que estar trabajando para dentro de cuatro años conseguir los mejores resultados”, reflexionaba Morales.

En la sede del Partido Popular de Villalba se respira tranquilidad y seguridad tras un éxito que hace historia. El alcalde de la localidad, Agustín Juárez, se muestra sereno ante una victoria que ya se notaba y que ahora se siente. Juárez afirma que estos resultados son una buena noticia por partido doble: a nivel nacional con el liderazgo de Rajoy y a nivel del propio municipio con una clara tendencia popular en los votos escrutados. Lo imprescindible ahora es “generar confianza”, reseñaba. Para celebrarlo, esperan a sus interventores y apoderados para pedir pizzas, cocacolas y cervezas y en un contexto distendido, poder charlar sobre lo acaecido. No obstante, el alcalde, al igual que el elegido Presidente del Gobierno, hace referencia a que mañana ya es día de trabajo.

La situación villalbina puede ser una representación a pequeñísima escala de lo vivido en  Génova y Ferraz, dos de los principales escenarios de esta noche electoral, donde afiliados y seguidores de ambos partidos han podido seguir el desarrollo de la jornada y el recuento de votos. Cierto es que no ha habido cabida para la sorpresa y lo que vaticinaban las encuestas es ahora una realidad ineludible: Mariano Rajoy es el presidente del Gobierno español y Alfredo Pérez Rubalcaba el gran perdedor de la jornada.

El éxito de los populares se traduce en un récord de 186 diputados, frente a la debacle socialista con 110 diputados, tal y como recoge El Mundo. Pero pese al tinte azul que adquiere el país, Cataluña da la nota de color con el voto mayoritario hacia CiU, tercera fuerza con un alcance de 16 escaños. Por su parte, Izquierda Unida revive y se entrona como cuarta entidad política con 11 diputados, 9 más que en los anteriores comicios. Por su parte, el incipiente AMAIUR logra obtener 7 escaños seguido de los 5 parlamentarios que tanto UPyD como el Partido Nacionalista Vasco han conseguido. EQUO y Foro son igualmente recibidos en el Congreso con 1 escaño por cabeza. Está claro que el histórico descenso socialista ha abierto la puerta a los minoritarios, cuya representación se ha visto notablemente mejorada. Los datos del Senado, con el 100% escrutado no divergen ni un ápice de los resultados del Congreso. El PP ha conseguido mayoría absoluta al hacerse con 136 escaños, mientras que el PSOE sólo ha recabado 48 asientos, la mitad que en la legislatura pasada.

No obstante, son estas elecciones menos participativas que las anteriores. En esta crisis que desola al país se deja ver una tendencia de reticencia al voto.

CRÓNICA: CONCENTRACIÓN CONTRA LA VIOLENCIA A LAS MUJERES

Por Ángel de Jesús Cívico González

Elena Valenciano acude a la concentración contra la Violencia a las Mujeres

Instantánea de la concentración de Sol. Fuente: www.flickr.com/photos/psoe

Instantánea de la concentración de Sol. Fuente: http://www.flickr.com/photos/psoe

Sesenta y uno. Sesenta y uno es una cifra, es un número; son las noticias publicadas; son los cadáveres; sesenta y uno son las vidas de mujeres arrebatadas durante el año dos mil once a causa de la violencia machista. Y sesenta y uno fueron los nombres recordados en la concentración del Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres  reunido el pasado viernes en la céntrica Plaza de Sol para celebrar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Caída ya la noche, decenas de mujeres y hombres se agolpaban bajo las recién estrenadas luces de navidad para conmemorar el recuerdo de las personas fallecidas como consecuencia de la violencia doméstica durante el presente año, concentración iniciada por el Foro de Madrid contra la Violencia a Mujeres y a la que acudieron distintos grupos municipales de la Comunidad de Madrid en apoyo al acto, desde Getafe, Fuenlabrada o Rivas. También hicieron acto de presencia personalidades políticas del Partido Socialista como la diputada de la Asamblea, Maru Menéndez; el miembro de la Ejecutiva General socialista, Pedro Zerolo; y la secretaria de Política Internacional y Cooperación, Elena Valenciano; que quisieron mostrar su apoyo a las familias de las víctimas.

De la misma manera, Valenciano aprovechó la situación para dirigirse a los medios informativos allí presentes, y transmitió su petición al Partido Popular de que no “diluya” el sentido de la ley contra la violencia machista, en respuesta al planteamiento de los populares de integrar la protección a menores en dicha norma, alegando la socialista que ésta ley es una “norma específica”. “Por eso es una violencia distinta y por eso conviene no diluir el sentido que tiene la lucha contra la violencia de género” ha sentenciado la secretaria del PSOE, quien además ha subrayado la necesidad de reforzar los mecanismos gracias a los cuales cada vez más mujeres “buscan protección”. Al ser preguntada sobre el próximo congreso del Partido Socialista, Valenciano optó por no responder, tras alegar que se encontraba allí en calidad de feminista y no de político. Por su parte, Pedro Zerolo y Maru Menéndez prefirieron mezclarse entre la multitud y charlar con las organizadoras del evento que acercarse a la prensa.

Transcurridos unos minutos de las siete de la tarde, dio comienzo el acto al grito de “¡Ni una más!” de los allí congregados. Dos representantes del Foro de Madrid  fueron las encargadas de dirigir el evento en el que inicialmente agradecieron a todos los presentes su asistencia y manifestaron la importancia de recordar a todas las víctimas, así como de reforzar las medidas en apoyo a las mujeres, recordando que éstas “no están solas”. También contó el acto con la intervención de una célebre poeta, que con emocionado gesto leyó dos de sus poemas dedicados al tema y que arrancaron un sonoro aplauso del público.

Emoción provocó también –a juzgar por los rostros de los presentes- el eje central del manifiesto, cuando tres ponentes leyeron el nombre, apellido y lugar de procedencia de todas y cada una de las mujeres asesinadas durante el año 2011 como consecuencia de la violencia machista. Con cada nombre, otro miembro del Foro subía al escenario y depositaba una rosa sobre el mismo. Esta actividad, cuya duración fue de diez minutos aproximadamente, fue seguida por un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas que sumió la Plaza de Sol en un profundo silencio roto únicamente por los aplausos que lo siguieron.

Concluido de esta manera el acto, lejos de pretender marcharse, las organizadoras del evento continuaron en la Plaza del Sol charlando con todo aquel que estuviese interesado en el tema y pidiendo firmas para reforzar la ley de ayuda a las mujeres.